miércoles , 6 de julio de 2022

Bienal 2018: “Excelencia y crecimiento”

Por Marcelo Nieto //Fotos: Gonzalo Pujal y Gustavo Torres// Equipo Oficial de Prensa Bienal

Por dónde comenzar? Qué decir primero cuando todo tiene su trascendencia, su valor, su color único? Es más el mármol del escultor chino que las estrellas de tacuara flotando en las aguas del río Negro? Es menos el cuenco de arcilla moqoit que los cuchillos de acero de damasco de Diego Lafuente? Quién tiene más prioridad: Carmina Burana o el circo a la gorra? Son los animales de arena de Alejandro Arce más modestos que la malla de metal del yaguareté de Nadia Gutmasn? Es más rico el chipacito de Delicias del alma que los bizcochos con queso de Martínez? Fue más valido el grupo de cumbia Los Chaques que  el theremin  interpretado por Alejandro Acosta, compositor de la música de la Bienal?

La síntesis podría ser : unicidad en convivencia, el cruce, la urdimbre, la increíble armonía de lo popular y lo elitista, el muestrario de nuestra identidad, de lo que somos y como nos comportamos como anfitriones y protagonistas de una fiesta cultural que crece con vorágine, inagotable en recursos e inventiva , sin techo.

Decía Fabriciano recientemente que lo difícil es cuando se llega a la excelencia, mantener ese rango ¿Y después de la excelencia? La irradiación de la experiencia, el crecimiento excelente en todas las facetas que puede tener una fiesta cultural y popular.

Por caso, estas bienal triplicó su espacio a partir de la integración del predio con el parque 2 de febrero en el flamante Parque intercultural 2 de febrero.  Nuevas calles y luminaria, nuevas zonas parquizadas para paseo y ocio o eventuales movidas culturales, un anfiteatro griego que  inexplicablemente estaba abandonado. Todo esto queda, para el disfrute de ahora en adelante.

Cerca de mil estands marcaron un movimiento económico bienvenido para el emprendedor local Las diferentes ferias –de artesanos argentinos,de indígena y de artesanías locales, marcaron un circuito siempre saturado de gente. Con vacaciones de invierno, la bienal fue paseo obligado, fue regalo bondadoso, fue apropiación.

La inspiración temática de esta edición,  Identidad en movimiento, fue un concepto relacionado con una marca de identidad de esta ciudad: la escultura y con los 30 años de de una identidad en plena dinámica y asentamiento.

Cabe destacar que en ese marco identitario que parece atravesar este tiempo de vida de Resistencia –un siglo y algunos años- el municipio presentó la marca ciudad.

La competencia internacional tuvo por materiales  el mármol y el metal y muchas de las obras cuentan con  la característica del movimiento, algunas a través de aplicada y sutil ingeniería. Imponentes piezas.

También dio sorpresa la obra de los escultores invitados que trabajaron grandes formatos con el objetivo de ubicarlos a la entrada de la ciudad, en el marco del plan de emplazamiento de obras que lleva adelante Fundación Urunday.

La fiesta del arte tuvo una masiva y permanente concurrencia. Aunque no son datos oficiales, se hizo el cálculo de un pasaje de 120 mil personas diarias, dato que resulta impresionante.

La Bienal 2018 escribió su historia con indeleble caligrafía. Fabriciano dijo que ésta, fue “la mejor bienal del mundo”.

Los 30 años de concurso fueron celebrados con música triunfal entonada por su pueblo.

También puedes ver

Bertolucci: “Este certamen es transformador y sorprende a cada minuto”

El Presidente de la Fundación Amigos del Arte y el Turismo realizó un balance del …