domingo , 22 de mayo de 2022

BIENAL DÍA 1: “EN EL PRINCIPIO ERA LA ESCULTURA”

El principio de la Bienal fue la mañana del sábado, amable, templada, típico día invernal  en el subtrópico. Pero en realidad, los hechos comenzaron a suceder la tarde anterior con la bienvenida de los escultores.

Fue en la Casa de las Culturas, con discursos que marcaron la gesta escultórica de Resistencia puesto que la fecha lo amerita: este año se cumplen 30 años de concursos escultóricos.

Un audiovisual que hizo foco en la Bienal 2016  ratifico la envergadura del acontecimiento cultural. Los escultores fueron presentados y reconocidos en su condición de ilustres visitantes de otras culturas, que con su obra sumaran al patrimonio artístico de la ciudad, agigantando una marca de identidad de Resistencia: sus esculturas en el espacio publico

Más tarde, la cena en el Fogón de los Arrieros, la cena de bienvenida que ya es una tradición. Esa cena impele a que sea en el Fogón, donde los hermanos Boglietti y sus cercanos se propusieron el ambicioso plan de embellecer la Resistencia allá por los años  50 con esculturas en el espacio público, mandato que posteriormente fue asumido y multiplicado por la Fundación Urunday.

Esa noche se inclino hacia las charlas relajadas, a la comida regional , momentos para brindar y conocerse, momentos de poemas recitados,  de cantos nativos, de discursos ligeros.

Pero decíamos, el principio de la Bienal fue el sábado por la mañana con la Banda del Ejercito y la banda de la Policía; un show de marchas  que dieron color maravilloso.

Tras el izamiento de banderas -de los países representados por sus escultores- del que fueron parte el gobernador de ella provincia Domingo Peppo y el intendente de Residencia, Jorge Capitanich, se escucharon mínimas palabras de Fabriciano para abrir definitivamente la Bienal de Esculturas 2018 “Identidad en movimiento“.

A diferencia de las bienales anteriores, los escultores cambiaron su rutina de trabajo: de 11.30 a 22.. El resto de la mañana, fue redescubrir el ambiente: la arena de la competencia, la costanera, el predio ferial inmenso, el sector revalorizado del parque 2 de febrero y como perla de la corona, el anfiteatro griego que recobro su esplendor.

Caminos serpenteantes, lugares para un café o verdes para alguna rueda de mates. Aun trabajando intensamente, decenas de operarios en distintos quehaceres pero también ya el ruido de maquinas de escultor. Claro, comienzo de la Bienal del Chaco y el sonido de las herramientas soldando metales,  fustigando el mármol, aserrando la madera. Llego la hora de disfrutar

También puedes ver

Bertolucci: “Este certamen es transformador y sorprende a cada minuto”

El Presidente de la Fundación Amigos del Arte y el Turismo realizó un balance del …