sábado , 10 de diciembre de 2022

Una escultura para cada hogar

El arte en miniatura es una de las propuestas que atrae al público de la Bienal. En el puesto de Producción se ve el proceso de impresión 3D de las obras de Fabriciano, la idea de estas miniaturas es una apuesta por llevar el arte a las familias y sus hogares.

La Bienal de Esculturas tiene, como ya dijo José Eidman, múltiples rayos que conforman y giran en la misma rueda, y así se inserta la propuesta del stand Ministerio de Producción de Chaco.  Un atractivo que combina el arte escultórico de materia sólida con las posibilidades de la nueva tecnología. Las “esculturitas” impresa en 3D, están hechas con impresoras compactas fabricadas por la empresa bonaerense Kuttercraft.

Sebastian Glibotta, responsable del Programa Beta Noble del área productiva contó sobre la articulación de esta empresa con la cartera chaqueña para traer esta innovadora propuesta de replicar en miniatura las obras públicas de Fabriciano Gómez. “Arte en miniatura sirve para promocionar la granja 3D, como una propuesta muy interesante y que genera trabajo, que es lo que no interesa”, explicó.

Lo interesante de esta propuesta, sintetizada muy bien en palabras de Glibota, es “poder bajar el patrimonio de Resistencia y digitalizarlo para que cada persona pueda acceder a una escultura en sus hogares”. Es decir, una apuesta más y esta vez permanente, de la Bienal por popularizar el arte y sacarlo del claustro para pocos.

El referente adelantó que el proyecto no pretende quedar sólo con las obras de Fabriciano, sino llegar a “escanear todo el patrimonio de la ciudad y bajarlo a este tipo de productos”.

 

También puedes ver

Los colores del país de cada escultor