Lunes , 22 de julio de 2024
Inicio / Académica / Día 8: La coronación de una fiesta

Día 8: La coronación de una fiesta

 

Última jornada de trabajo para los escultores del mundo que, inspirados en el Equilibrium dan fin a una obra de mármol.

Pasó una semana, “pasó volando” díría la voz urbana. El movimiento de gente superó sobradamente a la última Bienal. Un tránsito que no tuvo freno y a todas horas hizo gala de la participación. Lenguas foráneas se escuchan por doquier, como otras músicas. El tiempo acompaña espléndidamente para que el paseo al Parque sea un placer con múltiples y variadas opciones.

 

Entre ellas , merece destacarse el Congreso Internacional de las Artes que organiza en el marco de la Bienal la Facultad de Artes, Diseño y Ciencias de la Cultura de la Universidad Nacional del Nordeste.

 

Personalidades de altura académica del universo del arte se dan cita en la carpa de la UNNe con charlas magistrales.

 

Hoy estarán Máximo Jacoby, hablando sobre “Economía creativa como nuevas formas de expansión de la escena cultural” y el magister Jorge La Ferla, con “Escultura expandida: Instalaciones fílmicas y arte contemporáneo”. A partir de las 18.30

 

El concierto de cierre para este evento que puso el foco en los “Límites y Fronteras en la escena artística contemporánea”, estará a cargo de la Universidad Nacional de Pilar, Paraguay.

 

Las urnas fueron abiertas al voto del público y el de los niños y la gente tiene por consigna y cita obligada, acercarse al stand de Ecom, frente al predio de competencia y emitir su gusto, poner una ficha a su obra favorita. Cómo no escuchar la voz del pueblo? También la de un jurado guiados por cánones estrictos que hará su trabajo y jerarquizará la excelencia.

 

Hay para elegir: figuración, abstracción, conceptos ajustados al equilibrio o interpretaciones más libres; el mármol con alisados brillantes y otros donde la textura y la aspereza se impone; figuras monolíticas.

 

Unas hablan del amor, otras de la naturaleza y su juego de balances; unas sopesan cielo y tierra, otras evocan la locura; unas que buscan la sensación del agua y otras la luz; quien presenta la pieza con impecable técnica, quien materializa el gozo y la esperanza.

 

Las obras adquirieron fisonomía y personalidad. Allí están con su aura e imponencia, paradas en el taller de arte que funcionó por una semana bajo el sol chaqueño.

 

Consuela gratamente saber que esas obras tendrán un destino en la ciudad.

 

Y los que tuvieron la oportunidad de ver su gestación, esto es, el trabajo recio de descontracturar el bloque tosco y el que viene después, delicado; los observadores que atestiguaron el arte de domeñar una materia tan dura, tan fría y poder darle chispa y calor, darle formas de pura fantasía; los que intercambiaron con el artista palabras sueltas o cálidas miradas, se toparán alguna vez, pronto, con esas obras en la ciudad y seguramente contarán a los hijos o amigos la relación de intimidad, de parentesco, de conocimiento que tienen con la obra. Porque la Bienal es de todos los chaqueños .

 

También puedes ver

GANADORES

Imágenes del Acto de Cierre de la Bienal 2016

Imágenes del Acto de Cierre de la Bienal 2016.