Lunes , 22 de julio de 2024
Inicio / Exposiciones / Siguiendo la huella de Cangi hacia el vestigio

Siguiendo la huella de Cangi hacia el vestigio

Adrián Cangi dio una charla sobre el tiempo como vestigio. Fue en la carpa de la Unne y en el marco del Congreso Internacional de Artes.

Un auditorio expectante saboreó la charla honda y atrapante del investigador y académico. ­¿Cuál fue la hipótesis que desarrolló en este congreso abocado a los Límites y Fronteras en la escena artística contemporánea?

 

­Propuse trabajar sobre el destino contemporáneo de los lenguajes de las artes. Parte del problema que abordé fue una serie de conceptos que hacen a tres momentos de la historia latinoamericana: la herida colonial y la herida moderna como la marca del acontecimiento que nos constituye y nos construye en nuestro pasado hacia el presente; lks formas del testimonio y el archivo con el que el artista trabaja hoy parta dar cuenta de esta tradición en la historia y el momento de la tensión entre la aparición y desde lo visible en la cual el artista contemporáneo está trabajando en el entrelugar latinoamericano.

 

­Se ha servido de ciertos referentes insoslayables del arte contemporáneo ­Trabajé sobre esos tres ejes a través de un conjunto de obras del continente: argentinas chilenas brasileñas peruanas colombianas. Puso énfasis en cierta obra de Adriana Varejão, Roberto Jacoby, Alfredo Jaar, Fernando Báez y Oscar Muñoz.

 

Para dar cuenta de los problemas que hacen a lo que entiendo es un retiro de las formas sensibles de la idea para enfrentar a la historia como resto, como vestiio, como lo que queda, como el paso de una huella de la tradición del pasado en el presente.

 

­¿Cuál es su impacto con esta Bienal de escultura que ocurre en Chaco?

­Hay algunas cossao que me impresionan de la bienal, por lo menos son tres. La primera, el efecto social colectivo que la Bienal ha creado como una especie de mercado medieval en la ciudad de Resistencia. Mi continuada asistencia al espacio fue verdaderamente conmovedor…

 

Ver tanta gen te recorriendo, circulando, formando parte de una experiencia colectiva donde la sensorialidad de la población forma parte ya de una escultura social en su conjunto.

 

La segunda cosa que me impresiona es ver Trabajar en vivo a estos escultores en mármol sobre todo porque es una antigua tradición este oficio, muy laborioso, en un tiempo donde el oficio se va perdiendo. Y es extraordinario poder mostrar las fuerza del oficio y del trabajo en la operación, en la construcción de la escultura

 

La tercera y me parece absolutamente inquietante es esa convivencia, esa tradición ­que podría ser la herencia de Carrrara en un espacio europeo­, con la magia de nuestros originarios produciendo hoyo, fuego, y cociendo su alfarería.

 

Ese entrelugar entre el trabajo material del oficio de la piedra de la escultura y el trabajo de ver cocer alfarería de nuestros originarios es todavía el lugar donde tenemos que pensar lo nuestro, esa tensión irreductible.

 

Nota: Adrián Cangi es doctor en Sociología y doctor en Filosofía y Letras. Se desempeña como profesor e investigador en la Universidad de Buenos Aires, Fundación Universidad del Cine y Universidad Nacional de La Plata. Dicta seminarios de posgrado en distintas universidades nacionales y extranjeras. Dirigió la colección Poéticas Críticas. Eudeba (Buenos Aires) y la colección Narrativas Argentinas. Iluminuras (São Paulo).

 

También puedes ver

Escult Mundo A

Se inauguró la muestra de Escultores del Mundo

La muestra “Escultores del Mundo” fue inaugurada este domingo en el Salón de Exposiciones del …